El Credo del Samurái

domingo, 28 de septiembre de 2008

Comparto con ustedes un escrito que me paso uno de mis mejores amigos kendokas cuando empece a incursionar en el arte de la espada y es algo que, uno como practicante, tiene en mente a la hora de ejercer esta forma de vida:

El credo del samurái


No tengo padres, hago del Cielo y la Tierra mis padres.
No tengo casa, hago del cielo y la tierra mi casa.
No tengo poder divino; hago de la honestidad mi poder divino.
No tengo intención, hado de la docilidad mi intención.
No tengo poder mágico; hago de mi personalidad mi poder mágico.
No tengo ni vida ni muerte; hago a un lado mi vida y muerte.
No tengo cuerpo; hago del estoicismo mi cuerpo.
No tengo ojos; hago del rayo de luz mis ojos.
No tengo oídos; hago de la sensibilidad mis oídos.
No tengo miembros; hago de la prontitud mis miembros.
No tengo Leyes; hago de mi autoprotección mi ley.
No tengo estrategia, hado del derecho a matar y del derecho a restaura la vida mi estrategia.
No tengo planes; hago el tamaño de la oportunidad de acuerdo al tamaño de mi guedeja.
No tengo milagros; hago de las leyes correctas un milagro.
No tengo principios; hago de la adaptabilidad a todas las circunstancias mi principio.
No tengo tácticas, hago de la Vacuidad y la Plenitud mis tácticas.
No tengo Talento; hago de mi ingenio alerta mi talento.
No tengo amigos; hago de mi mente mi amigo.
No tengo enemigos; hago de le imprudencia mi enemigo-
No tengo armadura; hago de la benevolencia mi armadura.
No tengo castillo; hago de la Mente inmóvil mi castillo.
No tengo espada; hago de la No mente mi espada.


Hasta el proximo!

2 Kuromentarios:

D3NE dijo...

Está realmente genial el credo, nunca lo había leído... se agradece que lo hayas publicado, te he enlazado desde mi blog.

Que estés bien.

Grantios dijo...

omc! no habia leido esto que profundo mi cuate.